El grelo gallego

Grelos

Imagen de travelingmcmahans

Ya se aproximan las fiestas del Carnaval, el Entroido como es conocido en Galicia. Y el plato fuerte tradicional de estas fiestas es el lacón con grelos. Aunque sus ingredientes son, en efecto, el lacón y los grelos, se acompaña de tocino, chorizo, patatas cocidas y, en ocasiones, habas. Por supuesto, si viajas a Galicia lo podrás consumir en casi cualquier época del año, pero su tiempo tradicional es de finales de enero a principios de marzo.

Y aunque el lacón es la pieza principal, no lo son menos los grelos, una verdura muy específica de Galicia. Sin embargo, es raro escuchar a alguien decir “voy a Galicia a comer grelos” y sí venir a “comer percebes”, por ejemplo.

El grelo es un símbolo gastronómico gallego al mismo nivel que el marisco. No es lo mismo que la nabiza, con la que muchos lo confunden. Ambos son productos del nabo, pero los grelos se recolectan en el momento inmediatamente previo a la floración, cuando aparecen las yemas y las nabizas son las mismas hojas antes de esa fase.

Es un alimento antiguo en Galicia, ya que hay constancia de que eran cultivados hace más de 5000 años. Su existencia aparece documentada en diversos documentos forales y otros de compra-venta desde el siglo XIII. Sin duda, forman parte de la tradición cultural gallega. Son muchas las cantigas, adivinanzas, refranes y frases hechas que hacen referencia a esta planta o a los platos que se elaboran con ella.

En definitiva, si venís de visita a Galicia, no perdáis la oportunidad de degustar este manjar que se sirve no sólo con el lacón, ya que hoy en día forma parte de multitud de platos en los mejores restaurantes.